miércoles, 30 de marzo de 2011

¿De que color es tu vida? Color marketing fosforito

Dejemos atrás el oído para dar paso a la vista, uno de los sentidos más desarrollados por el ser humano y de suma importancia, por tanto, no lo es menos para el marketing, ciencia (sí, ciencia) en la cual la imagen es de suma importancia.

“No me llena el ojo…”; “A primera vista me parece…”; “Este color está de moda”; “Ese color te favorece…”. Son algunas de nuestras frases cotidianas que ejemplifican la importancia de la vista. Y hablando de colores, me centraré en ellos extrapolándolos al mundo del marketing.

El marketing utiliza el color para favorecer las ventas. Un producto del color equivocado no se vende. Es decir, un chocolate con un color no adecuado puede ser rechazado por los consumidores a pesar de la gran calidad del producto. Cuando ves un producto en el lineal, lo primero que te llama la tención es el color, es la carta de presentación del producto, ayuda a identificarlo, junto a la marca. Por tanto, las empresas buscan mejores oportunidades de mercado a través del color. Veamos algunos ejemplos.

Así pues, el blanco será el color apropiado para los electrodomésticos, comunicando simplicidad en su uso.

El rojo simboliza peligro, pero a la vez busca la atracción y ser sugerentes, como por ejemplo el chocolate (piense en la Caja Roja).

El naranja expresa creatividad, frescura, ánimo, y está indicado para productos o servicios dirigidos a un mercado joven.

La tendencia actual es el diseño verde, ecológico, reutilizable. En este caso no importa que el color esté de moda. Está de moda porque el material es reutilizado, porque el cliente de hoy se preocupa más por el medio ambiente y valora este atributo en un producto. Además, el verde será adecuado para productos farmacéuticos (piense en la Aspirina), ya que sugiere resistencia, esperanza, curación.

Y… ¿cómo elegir un color adecuado? Esto dependerá del producto que se esté vendiendo, la tendencia del momento e, incluso, las particularidades culturales de determinadas zonas geográficas.

Pero cierto es que el color de tu ropa y de los productos que usas a diario han sido decididos de forma minuciosa y exhaustiva anteriormente y de forma periódica en una cumbre internacional del color por una organización mundial (más bien norteamericana) llamada “Grupo de Marketing del color”. Los colores que eligen se verán en el mercado en los próximos dos años. Los fabricantes de todo tipo de bienes de consumo van a seguir este tipo de decisiones, queriendo estar en la cresta de la ola sacando una gama de colores de las que el consumidor no podrá escapar. ¿Tú podrás?

4 comentarios:

  1. Casi imposible escapar a no ser que seas un hermitaño encerrado en una cueva.

    ResponderEliminar
  2. llegué por Twitter y me parece muy interesante. Ánimo

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por leerme anónimo :)

    ResponderEliminar